¡Hola chicas!

Hoy os hablo de otra de esas frases que me inspiran, porque estos días no dejo de darle vueltas y no sale de mi cabeza.

La frase es esta:

“Your relationship with yourself sets the tone for every other relationship you have.” Robert Holden

En traducción libre que ya sabéis que me encanta y no tengo prejuicios 😜 viene a ser:

“Tu relación contigo misma marca el tono para cualquier otra relación que tengas.” Robert Holden

Parece una tontería ¿verdad? Pero creo que es muy importante para poder tener una vida feliz o cuando menos tranquila.

Porque a veces parece que nos empeñamos en machacarnos a nosotras mismas y esto, de algún modo, el resto del mundo lo percibe.

Y como tendemos a hacer lo que vemos inconscientemente muchas veces el resto de la gente nos trata del mismo modo.

Así que creo que es muy importante trabajar en querernos más y en hacernos mimos.

Porque por la misma regla de tres esto también se percibe, de modo que inconscientemente el resto de la gente también va a tratarnos mejor.

Os pongo un ejemplo:

Todas tenemos esa amiga que es un amor y que nos lo pasamos genial con ella. Sabemos que el tiempo que vamos a compartir, sea un café o una tarde de paseo es de muchas risas, de olvidar problemas y de simplemente pasárnoslo bien.

Y todas tenemos esa otra amiga que siempre tiene algún lío en la cabeza y que muchas veces después de tomar un café con ella, te marchas con una sensación de desazón a casa.

Aunque no comprendes nada, porque en general la vida le va bien: tiene trabajo, una familia que la quiere, un hogar…. una vida normal o incluso ¡maravillosa! pero por lo que sea no lo ve, o se fija en pequeños detalles que le afectan tremendamente, al punto de agobiarla y no dejarle ver todo lo bueno que la rodea.

Se ahoga en un vaso de agua o en problemas que realmente cambiarían únicamente reajustando la perspectiva que tiene sobre ellos.

Y quizás todas somos así en un momento dado, con unas personas u otras.

Pero yo he decidido que voy a quererme más. Al punto de que quiero que mi mayor problema sea elegir la marca de champán 😜😜.

Las basuras de la vida gordas de verdad como un cancer de mama, una enfermedad grave o la pérdida de un ser querido vienen todas solas.

Sin pedir permiso y sin que nadie las haya invitado.

Y esto sí son problemas gordos. Y la cosa es que para esto, que sí percibimos como problemas gordos, muchas lo enfocamos de otra manera.

Como algo que hay que superar, porque esto si que es algo grave de verdad y necesitamos centrar en ello toda nuestra energía.

Y podemos tardar más o menos, dependiendo del choque brutal que haya sido encontrárnoslo, pero poco a poco, la mayoría quizás no todas, pero entonces si que hablamos de un mega-problemón salimos adelante.

Así que tarde o temprano, hacemos de tripas corazón, recogemos nuestros trozos y los pegamos nuevamente para continuar con nuestra vida.

Por eso nunca somos las mismas después de un problema gordo de verdad.

Porque hemos tenido que reconstruirnos. Cambiar la perspectiva de cómo vemos la vida.

Hemos tenido que querernos muchísimo más. Y eso es lo que nos ayuda a seguir adelante.

Y esa nueva relación con nosotras mismas, en la que nos queremos más, nos cuidamos más y relativizamos problemas que antes lo eran y ahora pasan a ser anécdotas, el resto del mundo la percibe.

Por eso después de un golpe gordo creo que mucha gente vivimos nuestra vida más consciente. Consciente de lo importante y de lo banal.

Y la conclusión es que lo importante muchas veces pasan a ser todas esas cosas ‘sin importancia’ a las que antes del problemón no le dábamos realmente ninguna atención. Y es guay.

Así que chicas: quereros más. Sed buenas con vosotras, trataros bien, mimaros mucho y todo este cariño y respeto que os dais es el que vais a recibir de los demás.

Porque nuestra relación con nosotras mismas marca el tono para todas las demás relaciones que tengamos. No lo olvidéis 😘😘.

Pin It on Pinterest

Diseño Web Asturias - Envista Cultura Visual
Envista Cultura Visual
Diseño Web en Asturias